Para mejorar una web y multiplicar sus resultados, es imprescindible realizar los trabajos de optimización con la metodología y herramientas adecuadas para cada caso concreto. De lo contrario estarás dando palos de ciego y probablemente sólo conseguirás perder tiempo y dinero en el proceso.

1) Análisis: Entiende a tus clientes y adapta la web

El problema de muchas webs es que se diseñan en base a opiniones subjetivas. El directivo o diseñador de turno toma las decisiones según sus propios criterios, sin tener en cuenta las necesidades reales de los clientes.

Obviamente esto no suele dar grandes resultados. Es como intentar diseñar un traje a medida para alguien a quien no has visto nunca y del que no sabes apenas nada. Probablemente no le guste el resultado y no te lo compre.

Para diseñar una web efectiva, hay que crearla a medida de las necesidades de los clientes. Por ello, antes de nada nosotros recabamos toda la información posible:

Piénsalo fríamente: ¿Cuántas de estas fuentes de información han sido realmente utilizadas a la hora de efectuar el diseño actual de la Web de tu empresa?

2) Tests: Acierta siempre en tus decisiones

Una vez se tiene la información necesaria, no se puede confiar en la intuición para tomar las decisiones. Incluso para el mayor experto del mundo es imposible acertar siempre a la primera.

La única forma de acertar en las decisiones es realizar pruebas reales (tests A/B y multivariante) con las distintas posibilidades y verificar cuál de las versiones es la que realmente funciona mejor.

Sin los tests, te lo juegas todo a una sola carta y el riesgo de que te equivoques es alto. Con los tests, podemos probar varias versiones y sabrás de manera estadísticamente fiable cuál es la que da mejores resultados.

Gracias a la información que recabamos en la fase de análisis y a nuestra experiencia en la realización de tests, ya no tendrás que arriesgarte a tomar decisiones en base a tu intución. Podremos probar sin riesgo distintas alternativas y quedarnos con la que consiga más conversiones y ventas para tu empresa.

Las empresas más avanzadas (como Google o Amazon) llevan años utilizando estos tests como pilar fundamental para mejorar continuamente sus webs. Pero los tests ya no son sólo para grandes empresas, nosotros ayudamos a empresas de todos los tamaños.

3) Mejora continua: Más beneficios y crecimiento

La clave para conseguir los mejores resultados es tener una filosofía de optimización continua. Cada día que tu web no mejora es una oportunidad para que tus competidores te superen.

En este ámbito no gana el que tiene más dinero, sino el más constante. Realizar muchas pruebas no es caro, pero pocas empresas tienen el personal y los conocimientos necesarios para desarrollar una estrategia efectiva de optimización continua.

Nosotros ayudamos a tu empresa a realizar continuamente nuevas pruebas e iniciativas de optimización, para conseguir que entre en un círculo virtuoso: