No cometas el mismo error que otras empresas

Hay dos pasos clave para el éxito de cualquier estrategia de marketing  online: 1º conseguir visitantes y 2º que esos visitantes se conviertan en clientes.

No hay que ser un gran experto en marketing para darse cuenta de que los dos pasos son igualmente importantes para conseguir buenos resultados. De nada sirve tener muchos visitantes si luego muy pocos se convierten en clientes.

Sin embargo, la mayoría de las empresas parecen no haberse dado cuenta todavía. Sólo invierten en el primer paso (conseguir visitantes) e ignoran casi completamente el segundo (optimizar la web para convertirlos en clientes):

Como resultado, nos encontramos con muchas webs que convierten menos de un 2% de sus visitantes en clientes. Debería ser un escándalo que el 98% de lo que se invierte en promoción se esté tirando a la basura, pero sorprendentemente muchas empresas no reaccionan.

Aprovecha todo el potencial de tu web

La mayoría de empresas realizan un diseño para su web y luego no lo modifican durante varios años. Esto es un grave error, porque es imposible acertar a la primera con el mejor diseño posible.

Hay millones de combinaciones posibles para una web (distintos textos, imágenes, estructuras, etc.). ¿Realmente crees que habéis acertado a la primera con la mejor versión posible de vuestra web entre millones de alternativas posibles?

Las empresas más avanzadas del mundo (Google, Amazon, Microsoft, etc.) siguen otro modelo: Realizan constantemente pruebas de distintos cambios en sus webs y verifican cuáles de esos cambios consiguen aumentar las conversiones.

Esta es precisamente nuestra especialidad: Analizamos webs y tiendas online, detectamos áreas de mejora y realizamos cambios para multiplicar las conversiones (ventas, registros, solicitudes de información...).

Más ROI, ventas y beneficios en poco tiempo

La optimización web ayuda a tu empresa a conseguir todos sus objetivos principales: más clientes, beneficios, rentabilidad, ventajas competitivas, información estratégica, etc.

Aumentas ingresos y beneficios

Consigues más clientes sin tener que gastar ni un céntimo más en promoción.  En empresas con muchos costes fijos (la mayoría), un pequeño aumento de ingresos puede causar un gran aumento de beneficios.

Consigues resultados rápidos

Es una de las pocas formas de aumentar ventas en unas pocas semanas que no implican invertir más en publicidad.

Obtienes beneficios permanentes

Una vez has conseguido mejorar una página de tu web, esta mejora te sigue aportando ventas y beneficios adicionales durante meses o incluso años (sin que tengas que invertir más tiempo ni dinero en ello).

Mejoras el ROI de todas las iniciativas de marketing

Cuando mejoras el porcentaje de conversión de tu web, todas las campañas promocionales que llevan visitantes a tu web automáticamente mejoran sus resultados. Al aumentar tus beneficios por visitante, puedes permitirte invertir más en promoción e incrementar fácilmente tu cuota de mercado.

Adelantas a tu competencia

En sectores con mucha competencia, la mayoría de empresas ofrecen cosas muy parecidas y las ventas se deciden por pequeños detalles. Una pequeña mejora puede marcar la diferencia que haga que te lleves la mayoría de esas ventas o casi ninguna de ellas. 

Conoces mejor a tus clientes

Sabrás con certeza qué diseños y mensajes consiguen un mayor impacto en tus potenciales clientes y qué argumentos comerciales hacen aumentar las ventas. Cada test te enseñará cosas nuevas sobre tus clientes y luego podrás aplicar lo aprendido para mejorar el resto de tus iniciativas de promoción (online y offline).